En este articulo se puede leer la forma en que nosotros preparamos nuestras prospecciones para así intentar aprovechar el tiempo lo máximo posible. Seguro que muchos de vosotros encontráis fallos o posibles mejoras, si es así no dudéis en comentárnosla.

como ejemplo presento la zona en la cual estamos trabajando ultimamente.

Nuestro trabajo empieza con diferentes tipos de Mapas.

El Topografico.

El mapa de sombras, nos permite localizar de forma mas visual diferentes depresiones, dolinas, etc.. del terreno

Mapa Hidrologico

Después de marcar los puntos de posible interés , Pasamos a los mapas Geológicos para ver las diferentes composiciones del suelo.

Mapa de Litologia

1 – Calizas Urgonianas impuras / Calizas con Ostreidos y orbitolinas / Calizas impuras y calcarenitas

2 – Depósitos residuales / gravas siliceas / depósitos superficiales

3 – Alternancia de Areniscas, a veces calcáreas y lulitas. muy localmente niveles volcánicos o con.

Mapa Geomorfologico

1 – Lapiaz cubierto / Karstico / Lapiaz estalia

2 – Acumulo Ladera grano fino / Laderas

3 – Sin informacion

Mapa de Permeabilidad

1 – Calizas urgonianas impuras / Permeabilidad media por fisuracion

2 – Depositos residuales / Permeabilidad media por porosidad

3 – Areniscas y lutitas / Permeabilidad baja por porosidad

 

Para complementar todos estos datos utilizamos dos mapas personales en el cual tenemos localizadas las cuevas, simas , minas manantiales y fuentes.

Ahora ya con todos los datos sobre la mesa comenzamos a mirar que puntos son mas interesantes para la prospeccion, que buscaremos ?

Dolinas /  Depresiones de terreno / poljes

“La depresiones cerradas suelen indicar rocas solubles, como calizas, dolomías, yesos y sales. Las depresiones pueden variar mucho en tamaño y forma, por ejemplo: una dolina de solución suele ser redonda y relativamente pequeña, un valle ciego de forma alargada, y un polje es grande y de forma variable. Una cantidad de pequeñas depresiones juntas indican un campo de dolinas y por tanto la presencia de roca carbonatada. Los valles ciegos y poljes indican la presencia de roca carbonatada como mínimo en su punto de terminación, aunque especialmente los poljes pueden estar rodeados por ellas.
Una depresión cerrada es mucho menos indicadora de una entrada de cueva que los sumideros y resurgencias, pero por lo menos prueba la existencia de las rocas que nos interesan y cierto grado de karstificación.
En el caso de los poljes puede haber entradas en cualquier punto de su circunferencia, pero especialmente alrededor de sus puntos más bajos, porque es aquí donde se suponen que se encuentran los sumideros.
En el caso de los valles ciegos ya se ha dicho que las cuevas son lo más probable en su punto de terminación, independiente si el valle lleva un curso de agua o no.
En el caso de las dolinas (las depresiones más pequeñas) la interpretación es más complicada debido a los diferentes orígenes posibles. En una gran extensión con múltiples dolinas, probablemente situadas en las partes altas de una montaña, indican un origen de solución. En este caso la presencia de entradas en su punto más profundo no es muy probable, pero si puede haber pozos en sus pendientes o en las zonas entre las dolinas. Una sola dolina puede indicar un origen de derrumbamiento o un sumidero de un curso demasiado pequeño para estar en el mapa. Ambos ofrecen ciertas posibilidades. El significado de una alineación de dolinas es ambiguo, por un lado hay buenas posibilidades si están situados en una falla mayor (especialmente si se encuentran por encima de una cueva topografiada o sobre un trayecto subterráneo supuesto), y por otro lado las posibilidades son casi nulas si la alineación representa una zona de microfisuras. Si la forma de la dolina parece una gota de agua (figura X), se posibilidades, pero estos detalles dependen de la escala del mapa.”

Articulo de Blog Espeleogenesis : La formación de cuevas

Dolinas
Valle ciego
polje

Ejemplo dolinas:

Aqui se marcaron dos depresiones o dolinas. En una de ella se ve un arroyo temporal.

realizamos un perfil del terreno de la 1 y la 2

Perfil 1
Perfil 2

Una vez sobre el terreno nos encontramos con esto:

La numero 1

La numero 2

Aparte de Nos llama la atencion un par de lugares dentro del mapa,

Al visitar la zona nos encontremos con esto.

Otro detalle del mapa:

En esta ubicacion encontramos las cuevas de Beondegi 1,2 y 3

LA DESAPARICIÓN Y APARICIÓN DE ARROYOS Y RÍOS.


La interrupción de un curso fluvial suele indicar la presencia de un sumidero y por tanto lo convierte en un punto de especial interés. El primer paso es buscar en los alrededores de este punto de pérdida si hay algún curso que “de repente” aparece a un nivel topográfico más bajo, pudiera ser la reaparición (resurgencia) del mismo río. Si esto es el caso se puede medir la distancia horizontal (usando la escala del mapa) y la diferencia en altura (usando las curvas de nivel) para determinar la horizontalidad (o verticalidad) de la posible cueva.
La topografía alrededor del punto de terminación o aparición de un río nos puede dar mucho más información adicional. Si desaparece en una depresión marcada se trata de una dolina.
Una dolina muy alargada puede indicar que detrás del sumidero activo se encuentra uno o más sumideros (semi)inactivos, normalmente situada a solo unos decenas de metros del sumidero actual. Los sumideros situados en dolinas suelen dar acceso a pozos, aunque más abajo se puede encontrar galerías horizontales. Por otro lado, a veces el río fluye por un valle cuya terminación consiste de una pared más o menos abrupta (valle ciego o “blind valley” en inglés). En este caso es más probable que el río entre por una boca cueva que da acceso a una galería horizontal, aunque la presencia de pozos más adentro depende de la verticalidad del sistema. Si el sumidero no es practicable puede haber entradas por encima (sumideros inactivos) en la pared terminal del valle.
Si un arroyo aparece a pie de una pared vertical la posibilidad de encontrar una entrada de cueva es mucho mayor que cuando aparece en una pendiente suave.
De todos modos es frecuente que no se pueda identificar el punto de reaparición de un curso perdido. A menudo el agua brota como un manantial subacuático en el lecho de un río principal y a veces reaparece como un manantial submarino. Esto último es relativamente frecuente en el Mar Mediterráneo.
El cambio de un arroyo intermitente (línea azul interrumpida) hacia un arroyo perenne
(línea continua en el mapa) puede ser debido a una aportación de agua puntual, es decir proveniente de un manantial. Si además cerca de este cambio el mapa indica una fuente, entonces se trata de un punto de alto interés.

Articulo de Blog Espeleogenesis : La formación de cuevas

En Nuestro Mapa:

En este lugar esta el Sumidero de Beondegi. Sobre el terreno es asi

LOS MANANTIALES.


Los manantiales son los puntos de reaparición del agua de los acuíferos. En el caso de acuíferos kársticos el desagüe ocurre por conductos formados por disolución, que si son lo suficientemente grandes los llamamos cuevas. Por tanto los manantiales pueden estar ligados a galerías más altas, que actualmente son practicables (aunque los manantiales también pueden ser objeto de buceo), o ser penetrables directamente. Especialmente los manantiales que se encuentran por debajo de un macizo con un campo de dolinas merecen nuestra atención, así que los manantiales de gran volumen por ser normalmente de carácter kárstico. Si en el mapa se indica que un manantial es el inicio de un curso de agua, se le puede atribuir cierto caudal.

Articulo de Blog Espeleogenesis : La formación de cuevas

 

 

 

43total visits,1visits today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *