Hace  poco me llegó por redes sociales una reflexión que creo que refleja muy bien lo que algunos pensamos de esto de la Espeleo.

La publicación es de Roberto García García de Espeleo-montañero trasmiera de santoña y Le acompañan fotos de Pilar Carrasco Montero del Espeleo club la grieta de MadridCon su autorización comparto con todos vosotros.

Si alguno se anima y escribe algo sobre las prospecciones, zarzas, ortigas,… Ya sabéis esos pasitos que a muchos nos encanta dar 😜.

La exploración en la espeleologia.
Deporte o afición de aventura, frío , oscuro , sucio, húmedo , claustrofóbico , penoso en muchas ocasiones en el que se requiere temple, un grado físico aceptable , un grado alto de tolerancia al sufrimiento, no tener problemas con la oscuridad ni con las grandes alturas.


Y lo llamo deporte o afición por que si fuera un trabajo, no estaría pagado, 12 horas mojado, con un martillo y un cinzel en la mano , antaño, con un burilador para poder meter un anclaje en la pared, hoy en día sustituido por taladros y brocas con los que no sólo se ha ganado en rapidez y eficacia si no también en peso , haciendo de la saca un peso muerto al que empujas , pisas , arrastras , tiras ,y a la que acabas odiando con todo tu ser no sólo por su peso ,también por que si hay un solo sitio donde se pueda enganchar allí está ella para usarlo haciéndote sufrir en el avance o haciéndote retroceder de nuevo para soltarla.

LLeno de barro en otras ocasiones , sumido en la oscuridad , sólo rota por la blanca luz de un led, en medio de corrientes de aire que son las que nos empujan a seguir, en una postura muchas veces más que forzada , cruzar pasamanos poniendo nuestras vidas en manos de la fiabilidad de una cuerda o una chapa, pasos por los que seguramente nunca cruzaríamos si viéramos por donde vamos , tubos y meandros tan estrechos que podrían formar parte de las pesadillas de muchos, grandes verticales en las que no llegas a ver el fondo y continuas bajando aún sabiendo el esfuerzo que te costará volver a subir .

Horas de trabajo, de pasar frío , humedad 100% , las botas con varios kilos de barro que te hacen aumentar tu número en 10 al crearse una capa espesa alrededor de ellas pareciendo que llevas crampones.
Y todo esto para poder pisar lugares recónditos de este planeta, que nunca vieron la luz , lugares repletos de bellas obras de arte creadas durante miles de años , limpias e impolutas, generándote una sensación extraña al saber que eres la primera persona en verlas , grandes estalactitas y estalagmitas ,suelos repletos de cristales y coladas limpias y suaves que dan la sensación de una crema cayendo por una pared , banderas, excéntricas, corales… una infinidad de texturas y colores sólo visibles a la luz de ese led que llevas en la cabeza.

Espeleologia de exploración, torcas inhumanas por las que desciendes con esfuerzo ,pero ayudado por la gravedad no se hacen tan mal , hasta que vas a ascenderlas de nuevo y esa gravedad que te ha ayudado a bajar parece que te agarra con sus grandes manos y tira de ti para que no abandones sin poco esfuerzo las entrañas de la tierra , no dejando de repetir en cada paso estrecho , en cada ascenso entre dos paredes pegadas a tu cuerpo , en cada meandro que te obliga a hacer con tu cuerpo contorsiones sólo aptas para serpientes. No vuelvo más . No vuelvo más. No vuelvooooo. Jajajaja que ridículo te sientes al día siguiente mientras le quitas el barro a los arnéses y ropa y te descubres pensando en volver.

Pensando en volver con tus amigos y compañeros de fatigas. Aquellos que te ayudan cuando no puedes más, que te dan parte de su agua o su comida , que te dejan sus guantes secos, que te ayudan a transportar la saca , que te animan a continuar , gritando , ya huele a callleee. Que no ponen su nombre en primer lugar en una crónica aunque hayan descubierto lo más de lo más , que comparten la gloria o derrota sin afán de sobresalir , que se comprometen primero consigo mismo y con los demás para formar un equipo de aventura, un equipo con el que ir a sufrir y a disfrutar. Sin alimentar egos ni vanidades personales siendo un equipo en lo bueno y en lo malo con el que disfrutar una cerveza al final de la jornada. Comprometidos en divertirse haciendo lo que nos gusta , Comprometidos en hacer piña sin que nadie te diga lo que tienes que hacer , si no que puedas hacer lo que te apetezca , cuando te apetezca pues bastante duro es ya de por sí como para hacerlo más duro nosotros. Comprometidos con la naturaleza respetandola y cuidandola…
Este último párrafo no sólo es válido para la espeleo se puede aplicar a la vida diaria.
Volveré de nuevo , seguro , cuando se me quiten los dolores de músculos que no sabía que tenía y los moratones desaparezcan de mi cuerpo. Volveré a disfrutar y a sufrir con mis amigos.

194total visits,3visits today

One Comment

  1. Muchas gracias Iñaki. Es un placer que los pensamientos en una tarde de descanso en el sofá después de un duro día de exploración le gusten a la gente y quieran compartirlos haciéndolos suyos también. Un abrazo. Ezkerrik asko.

    Roberto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *