EL GÉNERO NYCTALUS BOWDICH, 1825.
http://www.thinkoholic.com

Morfología y aspecto general similar al género anterior, sólo que mucho más grandes y robustos.

“Las diferencias más visibles son, aparte del tamaño, que poseen un trago muy corto y redondeado, más ancho en su extremo distal que en la base, y membranas alares densamente cubiertas de pelo en su cara inferior.
Comprende seis especies, tres de ellas europeas, de amplia distribución. Son de hábitos migratorios
y realizan grandes desplazamientos entre sus refugios de verano e invierno (desde 800 hasta 2.000 km). Frecuentan áreas boscosas y en invierno
se refugian en huecos de árboles y construcciones de madera; también en edificios de piedra,
pero raramente en cuevas. Sus hábitos son crepusculares y predan sobre grandes insectos,
sobre todo coleópteros. STEBBINGS & GRIFFITH (1986) señalan la declinación de las tres especies
europeas, que consideran raras o vulnerables. En la Península Ibérica existen muy escasas citas de
las tres especies. Sólo dos de ellas han sido halladas recientemente en el País Vasco.”

Fuente  Fauna de Quirópteros del País Vasco / Carlos Galan 1997 / Aranzadi

NYCTALUS LEISLERI (KUHL, 1817) / NÓCTULO PEQUEÑO
Macizo del Gorbeia / Juan Manuel Pérez de Ana / http://macizodelgorbea.blogspot.com

Rostro, orejas y membranas alares pardo oscuro. Las alas son largas y relativamente estrechas (5º metacarpo
mucho menor que 3º y 4º), presentan un denso pelaje en la zona próxima al cuerpo y brazos,
y se insertan en el tobillo. Lóbulo poscalcáneo bien desarrollado. Orejas relativamente más cortas y estrechas
que en otros nóctulos, el trago tiene forma de riñón. Pelaje corto y bicolor, base de los pelos
pardo oscuro y puntas más claras. Dorso castaño y región ventral pardo más claro, a veces con tonos
amarillentos. En La Rioja se han capturado varios ejemplares parcialmente albinos.

ULTRASONIDOS

Emite señales de ecolocación en FM de 9 a 14 ms de duración, intercalando dos tipos de pulsos cuyas
frecuencias de máxima energía están entre 23 y 31 kHz. En el detector en modo heterodino se escucha
en forma de dos pulsos consecutivos de diferente frecuencia y sonido muy característico (“plip-plop”).
Durante el celo los machos emiten un reclamo audible para atraer a las hembras, colgados de una percha
(10,5-18 kHz, duración 29 ms). En vuelo se detecta e identifica fácilmente con detectores de ultrasonidos.

HÁBITAT Y RANGO ALTITUDINAL

Especie de hábitos eminentemente forestales. En Europa se localiza en bosques con ejemplares añosos
de frondosas, coníferas, ribera, cultivos arbóreos, parques y zonas urbanas. En la Península Ibérica aparece
habitualmente en áreas boscosas de orografía irregular, tanto en ambientes eurosiberianos (hayedos,
robledales, pinares y abetales) como mediterráneos (hayedos, rebollares, alcornocales, quejigales,
pinares y pinsapares). En La Rioja se ha realizado una captura sobre el remanso de un río, en una zona
de cultivos hortofrutícolas y choperas, prácticamente desprovista de vegetación natural. En Canarias no
tiene requerimientos forestales tan estrictos, se localiza en áreas rurales de altitud media, laurisilva, pinares
y alta montaña del Teide. Se refugia principalmente en huecos y fisuras de árboles añosos
(Castilla y León, Extremadura y Andalucía), en cajas nido (Gredos, Castilla y León, Madrid, Cataluña y
Tenerife) y en edificios (Cataluña, Canarias, Navarra, País Vasco, Castilla y León e Irlanda). A veces
comparte refugio con Nyctalus noctula o con Myotis daubentonii. En la Península Ibérica aparece desde
el nivel del mar (Cataluña) hasta los 2.100 m de altitud (Castilla y León). En Tenerife entre 60 y 2.150
m. En Europa central hasta 1.923 m

REPRODUCCIÓN

En España sólo se ha constatado en Andalucía, Extremadura y Canarias. En Andalucía las colonias de
cría se establecen en mayo, los partos tienen lugar a primeros de junio (tres con una cría y uno con dos)
y a mediados de julio los jóvenes vuelan como adultos. En Canarias los partos se adelantan a mayo.
El celo de los machos en la Península tiene lugar en agosto y septiembre (Andalucía y La Rioja); en
Canarias es en septiembre y octubre. En Cataluña se han observado harenes de apareamiento en cajas
nido. En Europa tienen refugios de apareamiento con un harén de hasta nueve hembras. En la
República Checa se hallaron indicios de que las hembras podían aparearse antes de cumplir su primer
año de vida. La edad máxima conocida es de nueve años.

ORGANIZACIÓN SOCIAL Y COMPORTAMIENTO

En España, sólo se han encontrado en refugios algunas pequeñas colonias e individuos aislados, la
mayor parte de los datos corresponden a ejemplares capturados fuera de sus refugios. Durante su periodo
de actividad no utiliza cavidades subterráneas como refugio nocturno, por lo que sólo se le puede
capturar en campo abierto o sobre bebederos. En La Rioja, casi siempre se ha capturado junto con
Nyctalus lasiopterus y, en varias ocasiones, con otros quirópteros forestales como Barbastella barbastellus,
Plecotus auritus, Myotis mystacinus, M. alcathoe y M. bechsteinii. En el País Vasco, Navarra y
Aragón sólo se han capturado machos y en La Rioja se observa una mayor abundancia de machos
hasta mediados de agosto cuando comienza a aumentar el número de hembras, coincidiendo con el
comienzo del celo. En el País Vasco y Europa sólo está activo desde abril hasta octubre. En invierno hay
actividad en zonas bajas y medias de Tenerife. En Andalucía, Canarias, Irlanda y Madeira no se conocen desplazamientos importantes. En Europa continental es netamente migrador, el máximo desplazamiento es de 1.567 km y corresponde a una hembra adulta que crió en mayo de 1999 en Hellberg
(Alemania), se capturó en Burgos en septiembre del mismo año y fue recapturada en mayo de 2001 en
Hellberg en la misma colonia de cría. Posteriormente, una hembra procedente de Unna (Alemania) fue
recapturada en Madrid tras recorrer una distancia de 1.534 km.

PATOLOGÍAS Y PARÁSITOS

En La Rioja es parasitado por Argas vespertilionis y en Canarias por Steatonyssus balcellsi, S. teidae y
Parasteatonyssus hoogstraali.

AMENAZAS

Las amenazas que afectan a sus poblaciones son el empleo de biocidas en los bosques en los que
vive y las perturbaciones en sus colonias de cría (Bogdanowicz y Ruprecht, 2004).
La degradación o destrucción de su hábitat natural también afecta a esta especie. En general, le
afecta negativamente la pérdida de masas y áreas forestales y la sobreexplotación o gestión inadecuada
de las existentes. En particular, es especialmente grave la tala, el aprovechamiento abusivo
de leñas y el aseo de los árboles añosos y de gran talla que constituyen su principal refugio. Los incendios
forestales destruyen los bosques y las repoblaciones forestales con especies como eucaliptos
y coníferas favorecen la aparición y propagación de los mismos. Las reformas y tratamientos
químicos realizados en los edificios en los que en ocasiones se instalan sus colonias también son
perjudiciales para la especie.

MEDIDAS DE CONSERVACIÓN

En general, se recomienda la conservación de las masas forestales antiguas, con especial atención
a las situadas a baja altitud y de ribera, evitando las cortas a mata rasa, clareos, y aseos, los biocidas
y la sustitución de los bosques climácicos por repoblaciones con especies alóctonas de crecimiento
rápido. En particular, es muy importante proteger y conservar inalterados los árboles viejos.

Fuente: JAVIER JUSTE / Atlas y Libro Rojo de los Mamíferos Terrestres de España

 

NYCTALUS LASIOPTERUS (SCHREBER, 1780) / NÓCTULO GRANDE

Es el mayor murciélago europeo. No parece mostrar dimorfismo sexual en tamaño. Pelo monocolor.
Pelaje denso, largo y lustroso, que se extiende por el patagio. Dorso de color variable desde castaño a
rojizo. Vientre más claro o amarillento. Los jóvenes son mas grisáceos. Orejas cortas, anchas y redondeadas,
con el antitrago grueso y el trago grande y de forma arriñonada. Las alas, largas y relativamente
estrechas, se insertan en el tobillo. Lóbulo poscalcáneo bien desarrollado. ANT: 61,3-67,8 mm
(datos ibéricos). Dentición robusta.

Sólo podría confundirse, por su tamaño, con el murciélago rabudo, Tadarida teniotis, pero éste es
grisáceo, de cola libre y alas aún mas estilizadas, y por su morfología, con el nóctulo mediano, Nyctalus
noctula, aunque éste es algo más pequeño (antebrazo menor de 60 mm), menos robusto y de orejas
menos anchas en su parte superior.

ULTRASONIDOS

Falta una descripción detallada. Presentan una estructura clara de cazadores aéreos, con una componente
predominante de frecuencia casi constante. Como las otras dos especies del género, el nóctulo
grande alterna de forma característica dos tipos de pulsos: uno con frecuencia terminal de unos 17 kHz
y duración de unos 19 ms, y otro con frecuencia terminal más baja (15,3 kHz) y mayor duración (21,7
ms). A través de un detector de sonidos en heterodino los pulsos se oyen con un característico “plipplop”.
En vuelo en altura parece que los pulsos pierden la alternancia y el nóctulo grande emite sólo
señales de frecuencia baja. Dado la similitud en frecuencias y ritmo, sus ultrasonidos son difíciles de diferenciar
de los de N. noctula.

HÁBITAT Y RANGO ALTITUDINAL

Es una de las especies más desconocidas de la fauna europea. Parece estar básicamente asociado a
bosques de caducifolios (generalmente Quercus sp. y Fagus sylvatica) aunque se ha encontrado también
en pinares (Pinus sylvestris). Requiere bosques maduros con árboles viejos en los que encuentra
oquedades que utiliza como refugio. Presenta una gran capacidad de desplazamiento que le permite
explotar áreas de caza muy distantes de los refugios. En Andalucía, se les ha seguido desde Sevilla bajando
por el río Guadalquivir 25 km hasta las marismas de Doñana. Las únicas colonias de cría conocidas
están en huecos en árboles maduros de Platanus hybridus en Sevilla y los espacios creados,
entre, y debajo de las hojas secas y plegadas alrededor del tronco de palmeras altas de la especie
Washingtonia filirifera, en Jerez de la Frontera (Cádiz). Se localiza desde el nivel del mar en Sevilla hasta
por encima de los 1.350 m en el Sistema Ibérico, aunque se ha detectado en collados por encima de
los 2.000 m en los Alpes.

REPRODUCCIÓN

Ciclo reproductivo típico de zonas templadas. En Andalucía los partos (una o dos crías) son a finales
de mayo o primeros de junio y las hembras amamantan hasta, al menos, comienzos de agosto.

ORGANIZACIÓN SOCIAL Y COMPORTAMIENTO

En Andalucía forma colonias de cría de hasta 80 hembras que pueden utilizar distintos refugios próximos
y que se disgregan al independizarse los jóvenes. En las colonias son frecuentes (incluso de día)
vocalizaciones perceptibles al oído humano como chasquidos metálicos. En el norte de la Península
Ibérica y Grecia, los individuos capturados en verano son casi exclusivamente machos. Este desequilibrio
entre sexos se ha asociado a movimientos migratorios estacionales similares a los conocidos para
otros nóctulos. Su actividad comienza a partir del crepúsculo y perdura a lo largo de toda la noche. El
vuelo es rectilíneo y rápido por zonas despejadas de fondos de valle y por encima del dosel arbóreo.

AMENAZAS

Por su condición forestal, la principal amenaza se debe a la poda y tala de árboles viejos con huecos
(práctica generalizada de silvicultura tanto en el manejo de bosques naturales como de parques
urbanos) (Consejería Medio Ambiente de Andalucía, 2001). Además está afectada por la pérdida
de hábitat por tala en zonas bajas y transformación de bosques riparios. Su susceptibilidad a
la pérdida de huecos apropiados es grande ya que cada colonia requiere numerosos árboles como
refugios temporales. El uso de pesticidas agroforestales puede afectar la abundancia de presas
(Consejería Medio Ambiente de Andalucía, 2001).

MEDIDAS DE CONSERVACIÓN

No existe ningún plan específico de conservación para la especie. Es prioritaria la protección de árboles
viejos y el control de las podas en parques de zonas urbanas y la conservación de bosques
viejos y de galería (Ibáñez, 1998). Es fundamental incrementar el conocimiento de la biología de
la especie para identificar sus requerimientos y factores limitantes.

Fuente: JAVIER JUSTE / Atlas y Libro Rojo de los Mamíferos Terrestres de España

 

GÉNERO EPTESICUS RAFINESQUE, 1820.

Posee 17 especies en el mundo, dos de ellas europeas, y sólo una alcanza la Península Ibérica:
E. serotinus. Generalmente de tamaño medio o grande y colores oscuros: marrón oscuro a negro
por encima, y más claro por debajo.

Generalmente habita en áreas de bosque y refugios en madera, pero tanto en Norte América como en Europa algunas especies se han transformado en
próximas al hombre, frecuentando huertas y campos de cultivo y buscando refugio en construcciones de madera, áticos y techos de iglesias.
Normalmente son especies sedentarias, que se alejan poco de su lugar de nacimiento.

Fuente: Fauna de Quirópteros del País Vasco / Carlos Galan / Aranzadi /

EPTESICUS SEROTINUS (SCHREBER, 1774). / MURCIÉLAGO HORTELANO / EUSKERA : BARATZE-SAGUZAR 

INFORMACIÓN TAXONÓMICA

Recientemente se ha comprobado utilizando técnicas moleculares que Eptesicus serotinus en la Península
Ibérica es en realidad un complejo compuesto por dos especies. A la que ocupa toda Europa le corresponde
el nombre E. serotinus (Schreber, 1774) y a la otra que está restringida al sur de Iberia y Magreb
el de E. isabellinus (Temminck, 1839). Teniendo en cuenta que todavía no se han hecho estudios de detalle
sobre distribución, diferenciación morfológica o ecología la información que se incluye en este capítulo
se ofrece indistintamente para ambas especies excepto para los detalles actualmente disponibles.

Murciélago de talla grande. Pelo monocolor, a veces con la punta lustrosa. Dorso pardo oscuro en E.serotinus
y pálido llegando a amarillento en E.isabellinus. Vientre más claro. Los jóvenes de color grisáceo.
Orejas triangulares y cortas, trago lineal con extremo redondeado. Inserción de las membranas alares
en la base de los pies. Lóbulo poscalcáneo patente.  Entre las especies similares, el nóctulo mediano
tiene el trago arriñonado, incisivos superiores externos bífidos y los internos monocúspides.

ULTRASONIDOS
Señales de ecolocación similares en ambas especies, de 10 a 15 ms de duración, con una componente
inicial de FM descendente muy pronunciada y otra terminal casi constante donde se localiza la mayor
intensidad de la señal a unos 26 kHz. La cadencia de emisión varía de 5 señales por segundo en lugares
abiertos a 10 en zonas con vegetación

HÁBITAT Y RANGO ALTITUDINAL
Utilizan como refugios naturales las fisuras en rocas y en mucha menor proporción huecos de árboles.
Se han adaptado perfectamente a los resquicios que existen en todo tipo de construcciones humanas
de manera que en la actualidad la mayor parte de los refugios conocidos se encuentran en juntas de
dilatación, cajas de persianas, y cualquier otro espacio similar. Apenas hay información sobre los refugios
utilizados durante la hibernación en España. Caza a unos 5 ó 15 m sobre el suelo en una gran
variedad de hábitats. En Andalucía busca alimento preferentemente sobre pequeños cursos de agua
con alguna vegetación rupícola, donde encuentra mayor densidad de presas que en zonas de cultivo
de cereales y olivos. Los miembros de una colonia comparten un territorio común dentro del cual cada
individuo visita cada noche, y no siempre de manera exclusiva, de una a cinco pequeñas áreas de caza
que cambia frecuentemente en jornadas sucesivas. Prefiere zonas bajas pero se ha encontrado hasta a
1.800 m en la Sierra de las Nieves (Málaga).

REPRODUCCIÓN
En Huelva los partos tienen lugar mayoritariamente entre la segunda quincena de junio y la primera de
julio y la lactancia se extiende hasta mediados de agosto. Tiene una o dos crías por parto.

ORGANIZACIÓN SOCIAL Y COMPORTAMIENTO
En Andalucía las hembras forman colonias de cría de hasta más de un centenar de individuos dependiendo
del tamaño del refugio. Las hembras comienzan a acudir a sus refugios de cría desde marzo,
fecha en la que finaliza la hibernación. Las colonias alcanzan su tamaño máximo a partir de mediados
de mayo. Se comienzan a disgregar a partir de mediados de agosto cuando los jóvenes se independizan.
Los machos jóvenes abandonan la colonia antes que las hembras. Algunos individuos permanecen
en el refugio de cría hasta octubre. Los machos adultos durante la primavera y verano se muestran
solitarios o forman pequeños grupos en otros refugios. Algunas hembras pueden parir en el primer año
de vida aunque no es lo más habitual. Las hembras muestran una gran fidelidad a la colonia donde
nacen, siendo excepcional la recaptura de una hembra fuera de su colonia natal. Es una especie básicamente
sedentaria.

PATOLOGÍAS Y PARÁSITOS
Estudios realizados en nuestro país sobre el EBL1 indican que puede ser portador del virus en la saliva
sin padecer la enfermedad. En brotes infecciosos especialmente virulentos la mortalidad puede verse
aumentada en un 30% por causa de la enfermedad. Entre los parásitos encontrados en España hay que
señalar algunos ácaros como Spinturnix kolenatii y Steatonyssus occidentalis, garrapatas como Argas
vespertilionis y algunos insectos como Basilia nattereri (Nycteribiidae) y pulgas del género Ischnopsyllus.

Fuente: CARLOS IBÁÑEZ / Atlas y Libro Rojo de los Mamíferos Terrestres de España

GÉNERO VESPERTILIO LINNAEUS, 1758. 

Comprende 3 especies en el mundo, una sóla en Europa: V. murinus. La oreja en este género es
más corta y más ancha que en Eptesicus, y la parte facial del cráneo es aplanada, con una profunda
hendidura sobre cada lado que falta en Eptesicus. Fórmula dental igual a Eptesicus.

Fuente; Fauna de Quirópteros del País Vasco / Carlos Galan / Aranzadi /

VESPERTILIO MURINUS LINNAEUS, 1758. / MURCIÉLAGO BICOLOR

Es un microquiróptero de tamaño medio y aspecto similar a las especies del género Eptesicus.3​ El pelaje tiene en el dorso apariencia canosa debido a las puntas blancas de los pelos,3​ en la zona ventral y la garganta es de color blanquecino.4​ Tiene las orejas cortas y anchas,3​ con el trago en forma casi de seta.4​ El patagio, las orejas y la cara son de color casi negro.5​ El plagiopatagio (membrana lateral) comienza en la base de los dedos del pie y la punta de la cola sobresale entre 2 y 5 mm del uropatagio (membrana interfemoral).5​ Es el único murciélago europeo que posee dos pares de mamas, las cuales están separadas entre sí por unos 4 o 5 cm.  Mide de promedio 5 cm, más 4 de la cola y pesa 11 g.7

DISTRIBUCIÓN Y HÁBITAT

Es una especie paleártica ampliamente extendida. Su área de distribución comprende desde Suiza y Francia oriental hasta el sur de Escandinavia, Europa central y oriental y de ahí hasta Asia central y la costa del océano Pacífico por el este.

Anteriormente se encontraba en acantilados, pero actualmente ha extendido su hábitat a grandes ciudades, estepas y zonas montañosas arboladas, hasta los 1.920 m de altitud.4​ Al sur de su área de distribución suele encontrarse en zonas de montaña.6​ En verano sus refugios suelen estar localizados en edificios, y menos frecuentemente en huecos de árboles y grietas de rocas, en cambio, en invierno se sitúan en lugares más fríos y expuestos a cambios de temperatura.

COMPORTAMIENTO

Es una especie muy migratoria, con desplazamientos desde las colonias de cría hasta los hibernáculos.La época de celo tiene lugar en otoño y principios de invierno. Las hembras paren desde finales de junio a principios de julio 2 crías y ocasionalmente 3 .​ Las crías nacen sin pelo, pero al poco tiempo desarrollan un pelaje corto de color gris pálido.5​ Como en muchos murciélagos vespertiliónidos, los machos y las hembras se separan en verano, congregándose las hembras en colonias de cría consistentes en hasta 100 hembras con sus crías, en cambio los machos son solitarios o forman pequeños grupos.​

Hiberna en grupos de octubre a marzo,4​ habitualmente en grietas de muros y de rocas, edificios, y más raramente en cuevas y minas.

Es de hábitos nocturnos, sale de los refugios al final del ocaso y caza a lo largo de toda la noche, basándose su dieta principalmente en moscas, pero también se alimenta de polillas y neurópteros.4​ Captura sus presas volando a una altura de 20 a 40 m sobre el suelo, en campo abierto, bosques y lagos, y en verano y otoño en áreas suburbanas en torno a luces artificiales.​ Emite llamadas de ecolocación con una intensidad máxima a 24-25 kHz.6​

 

GÉNERO BARBASTELLA GRAY, 1821.

Sólo dos especies en el mundo: B. barbastellus, de Europa, y B. leucomelas, asiática (CORBET,
1978). No obstante, QUMSIYEH (1985) considera que leucomelas es sólo una subespecie de B. barbastellus.
Fórmula dental: (i 2/3, c 1/1, pm 2/2, m 3/31 x 2 = 34. Este género se asemeja a Plecotus
en muchos caracteres craneales y en algunos dentales, pero carece de la extremada especialización
auditiva de este último.

Fuente; Fauna de Quirópteros del País Vasco / Carlos Galan / Aranzadi /

 

BARBASTELLA BARBASTELLUS (SCHREBER, 1774). / BARBASTELA / EUSKERA:  BASO-SAGUZAR ARRUNT

Murciélago de talla media. Destacan sus orejas grandes de forma cuadrangular, unidas en la frente en
su borde interno y con un pequeño lóbulo saliente en el externo, aunque no siempre está presente. La
coloración del pelaje suele ser bastante oscura, entre negruzca y parda. Salvo en los ejemplares de
Canarias las puntas de los pelos pueden ser en algunos casos blanquecinas. La zona ventral es también
oscura aclarándose hacia la parte inguinal. En general su aspecto, muy característico, hace que sea una especie inconfundible en España.

ULTRASONIDOS
En fase de búsqueda de presas emite dos tipos de señales ultrasónicas alternantes CF-FM, cortas y muy
características, con máximos de intensidad en torno a 32-37 kHz y 41-43 kHz y ritmo irregular. En ambientes
con mucha vegetación puede confundirse con especies del género Myotis y Plecotus. En estos
casos la llamada social (en Francia entre agosto y septiembre) resulta determinante.

HÁBITAT Y RANGO ALTITUDINAL
Especie citada en zonas montañosas, especialmente en áreas del centro y sur de la Península. En otras
áreas del noroeste peninsular e islas Canarias no parece especialmente asociada a zonas forestales,
aunque se halla en ambientes con espacios arbolados. Recientemente ha sido localizada en Almería,
en un ambiente netamente subdesértico. Se refugia tanto en árboles, como en casas y refugios subterráneos,
en este último caso sobre todo en invierno. En cuanto al rango de altitud, la mayoría de las
observaciones se ha realizado entre 70 m y 1.300 m de altitud. En los Pirineos ha sido citada hasta a
2.260 m. En Canarias no existen citas por encima de los 500 m de altitud.

REPRODUCCIÓN
Habitualmente una sola cría, en ocasiones dos. Las hembras pueden alcanzar la madurez sexual en su
primer año. Hay observaciones de adultos con crías a partir de mediados de junio. La longevidad máxima
conocida es de 21 años, aunque se estima que la media se halla en torno a los 5,5 años.

ORGANIZACIÓN SOCIAL Y COMPORTAMIENTO
Murciélago poco gregario. El tamaño de las colonias que se conocen suele ser de unos pocos individuos,
normalmente por debajo de 15 ejemplares, aunque en Asturias se ha citado colonias de cría de
30-80 individuos. Considerado como sedentario. Se ha constatado desplazamientos de 10-75 km entre
los refugios de invierno y de verano, con máximos de hasta 300 km.

PATOLOGÍAS Y PARÁSITOS
Es un murciélago infestado por numerosas especies de ectoparásitos, principalmente ácaros (en España
Spinturnix puntactus, Bewsiella fledermaus y Paraperiglischrus rhinolophinus) dípteros, y endoparásitos,
sobre todo trematodos y nematodos. Las hembras suelen estar más infestadas que los machos.

AMENAZAS
Aún cuando se trata de una especie que en áreas forestales suele ocupar huecos en árboles y se
vería afectada por la disponibilidad de éstos (Russo et al., 2004), en España apenas hay datos
sobre este tipo de emplazamientos. La mayor parte de las localizaciones corresponden a individuos
aislados o bien pequeñas colonias ubicadas en edificaciones antiguas en ambientes rurales. Estas
colonias pueden verse eventualmente afectadas por problemas habituales en este tipo de refugios
(remodelación de edificios, molestias,…), como ha sucedido en la isla de la Gomera (D. Trujillo,
com. pers.). No obstante, las colonias de barbastela suelen cambiar con frecuencia de emplazamiento
y no es fácil que se vean afectadas, al menos en el mismo grado que otras especies que utilizan
estos refugios de forma más estable (p.e. rinolófidos, Myotis emarginatus). En Canarias se ha
sugerido que su rareza podría estar relacionada con la pérdida de hábitat natural e incluso el uso
masivo de insecticidas en los años 50 (Trujillo, 1991; Trujillo et al., 2004b).
El riesgo de extinción en murciélagos insectívoros de zonas templadas parece que podría estar más
relacionado con la especialización en el hábitat que con la dieta (Safi y Kerth, 2004), sin embargo
la presencia de barbastela tanto en zonas forestales como no forestales (Sierro y Arlettaz, 1997;
Benzal et al., 2001; D. Trujillo, com. pers.) podría sugerir una mayor sensibilidad de esta especie
ante alteraciones en la densidad de las poblaciones de sus presas (Sierro y Arlettaz, 1997) que en
las modificaciones de la estructura de su hábitat.

MEDIDAS DE CONSERVACIÓN
Hasta el momento no se han adoptado medidas de protección directas y destinadas a su conservación
en ninguna comunidad autónoma. Cualquier estrategia de conservación requeriría mantener
la disponibilidad de refugios (Russo et al., 2004) y la protección de los refugios coloniales relevantes,
especialmente invernales, más estables que los estivales y en los que los individuos se
concentran en mayor número que en otras épocas (Rydell y Bogdanowicz, 1997). Su alto grado de
especialización trófica sugiere una estricta conservación de las áreas de alimentación (Sierro y
Arlettaz, 1997) Dada la ausencia de información, es preciso prestar especial atención al estado de conservación y
evolución de poblaciones aisladas o marginales. En este sentido, se requiere determinar la situación
de las poblaciones de Baleares y, especialmente, la de las islas Canarias, pertenecientes a una
subespecie endémica, B. b. guanchae (Trujillo et al., 2004a).

Fuente: FÉLIX GONZÁLEZ / Atlas y Libro Rojo de los Mamíferos Terrestres de España

 

GÉNERO PLECOTUS GEOFFROY ST. HILAIRE, 1818

Son murciélagos de tamaño pequeño (antebrazo 34-41 mm), muy fáciles
de distinguir por sus grandísimas orejas (34-38 mm) que se tocan en la base por encima de la cabeza;
trago largo y estrecho (de aprox. la mitad de la longitud de la oreja).

Son capaces de mantenerse en vuelo estacionario, como pequeños helicópteros, y pueden modificar
la orientación de las orejas cuando buscan su alimento. En reposo, las orejas están plegadas
hacia atrás, bajo las alas, pero los tragos permanecen erectos. Las dos especies europeas son solitarias
(no gregarias) y aparentemente sedentarias.

Fuente; Fauna de Quirópteros del País Vasco / Carlos Galan / Aranzadi /

 

PLECOTUS AURITUS (LINNAEUS, 1758) / OREJUDO DORADO / EUSKERA: BELARRIHANDI ARRE

 

© Anxos Romeo Barreiro

Murciélago de talla media. Orejas muy largas, membranosas y unidas en la base donde se localiza un
proceso en forma de botón. Trago con el borde interno prácticamente recto y de color blanco amarillento
que resulta casi translúcido. Pulgar largo, cuya uña generalmente sobrepasa los 2 mm de longitud.
Plagiopatagio inserto en la base de los pies. Las hembras son significativamente mayores en varios
caracteres externos (antebrazo, pulgar, quinto dedo, trago, y pie). El pelaje es abundante, largo y denso
de coloración parda amarillenta o parda grisácea en el dorso, aunque su parte basal es claramente
parda. En su parte ventral la coloración es gris claro con tintes amarillentos. Los individuos juveniles tienen
un color más pálido, sin tintes pardos y su cara es más oscura  Las dos especies de orejudos
son bastante difíciles de diferenciar y solamente es posible hacerlo en mano.

ULTRASONIDOS
Durante la fase de búsqueda del alimento los sonidos se emiten a una frecuencia modulada de 26 a
83 kHz, con una intensidad máxima alrededor de los 50 kHz. Los pulsos se repiten cada 50 ms y tienen
una duración de 5 ms.

HÁBITAT Y RANGO ALTITUDINAL
En la región eurosiberiana su hábitat más característico es el bosque caducifolio. Mientras que en la región
mediterránea se localiza en enclaves montañosos tanto en bosques húmedos de hoja caduca
como en los perennifolios más secos. Durante el invierno es más común en cavidades y túneles. En la
época de actividad se localiza en huecos de árboles, desvanes o edificaciones para guardar ganado.
Es la especie que más frecuentemente utiliza las cajas instaladas para favorecer el asentamiento de aves
y murciélagos. Las áreas de caza se localizan en las proximidades de los refugios generalmente a una
distancia inferior a 1 km, con mayor frecuencia en el interior de los bosques, aunque también pueden
observarse en jardines y parques. Aparece desde el nivel del mar, en el tercio norte, hasta los 1.620 m
en el Sistema Ibérico.

REPRODUCCIÓN
Las hembras alcanzan la madurez sexual a los dos años de edad. El apareamiento se produce a lo
largo del otoño, invierno y puede prolongarse hasta primavera. Las colonias de cría se constituyen a
comienzos de mayo. En Gran Bretaña la gestación dura entre 60 y 70 días. Las hembras paren hacia
mediados de junio una sola cría, que pesa alrededor de 2 g y al cabo de 20 días alcanza un peso similar al del adulto, a las cuatro semanas el tamaño del antebrazo es como el del adulto y a los 40 días inicia su independencia.

ORGANIZACIÓN SOCIAL Y COMPORTAMIENTO
Durante el invierno los individuos suelen encontrarse aislados, mientras que durante el período de actividad
se forman colonias en cuya composición la proporción de machos y hembras varía a lo largo
de todo el período. Las hembras muestran una gran filopatria tanto a sus refugios como a sus colonias.
Especie sedentaria que no suele desplazarse grandes distancias entre los refugios de cría e hibernación.
El desplazamiento máximo observado ha sido de 42 km.

PATOLOGÍAS Y PARÁSITOS
Ectoparásitos como pulgas (Ischnopsyllus hexatinus) y endoparásitos como la bacteria intraeritrocita del
género Grahamella.

AMENAZAS
Dado que se trata de una especie muy ligada a ecosistemas forestales cuyas colonias de cría se ubican
en oquedades de árboles añosos, las principales amenazas las constituyen la desaparición de
bosques, ya sea por sobreexplotación forestal o por incendios, y la tala de árboles de gran porte.
Al habitar en pinares (Paz, 1984; Paz et al., 2000) podría verse afectado por la fuerte disminución
de macroinvertebrados que produce el uso de pesticidas para controlar las poblaciones de procesionaria
(Guillén et al., 1991).
El tratamiento de maderas de desvanes, sobrados y techumbres con productos contra insectos xilófagos
ha provocado mortalidades en algunas colonias, al menos en el País Vasco y en Castilla y
León (Aihartza, 2001; Fernández-Gutiérrez, 2004).
A menudo, también utilizan cuevas, principalmente durante la invernada. Las molestias en este periodo,
la pérdida de refugios (Ibáñez, 1998) y los actos vandálicos sobre las colonias constituyen
factores de riesgo añadidos.

MEDIDAS DE CONSERVACIÓN
No existe ningún plan global específico de conservación estatal o regional para la especie. El mantenimiento
de las poblaciones requiere la protección y conservación de los árboles viejos en los que
acostumbra a instalar sus colonias. Se debería evitar también la progresiva pérdida de superficie
forestal. De modo simultáneo, hay que evitar el uso masivo e indiscriminado de insecticidas.
Con el fin de favorecer la disponibilidad de refugios se debería llevar a cabo un plan de instalación y seguimiento
de refugios artificiales en todos los bosques donde la carencia de refugios naturales es patente,
bien por tratarse de repoblaciones jóvenes o por la sobreexplotación a la que están sometidos.

Fuente: ÓSCAR DE PAZ / Atlas y Libro Rojo de los Mamíferos Terrestres de España

 

PLECOTUS AUSTRIACUS (FISCHER, 1829) / OREJUDO GRIS / EUSKERA : OREJUDO GRIS
© Rudo Jureček

INFORMACIÓN TAXONÓMICA
No se reconoció como especie hasta 1960, hasta entonces era considerada una subespecie de Plecotus auritus.
Su sistemática es aún confusa, debido a la similitud morfológica de los taxones. Recientes estudios basados
en el ADNm y en caracteres externos de algunos especímenes de ciertas regiones europeas (no ibéricas)
parecen evidenciar la diferenciación de dos nuevas especies: Plecotus kolombatovici considerada
hasta ahora como subespecie de Plecotus austriacus, y Plecotus macrobullaris.

DESCRIPCIÓN
Es un murciélago de tamaño medio. Orejas muy grandes que se unen por la base de sus bordes internos.
El dorso es gris oscuro con los pelos negruzcos en casi toda su longitud, mientras que la zona ventral
es blanquecina o gris muy pálida. Los jóvenes tienen una coloración grisácea más apagada. Las
hembras son por lo general algo mayores que los machos.

Por el tamaño de las orejas y su aspecto,
en la Península Ibérica sólo se puede confundir con P. auritus y la semejanza entre ambas requiere
que su determinación deba realizarse en mano, y aún así pueden surgir dificultades. Al contrario que
en P. auritus, el trago es normalmente mayor de 5,5 mm y está pigmentado en toda su longitud con un
color parecido al del pabellón de la oreja. La longitud del pulgar (sin la uña) generalmente es menor
(inferior a 6 mm) y la uña es también más corta. Partes desnudas de color grisáceo oscuro (y no pardas
o rojizas). Antifaz oscuro alrededor de los ojos más marcado. En los machos adultos, el pene es
mazudo (y no cilíndrico).

ULTRASONIDOS
Emite pulsos de ecolocalización en FM desde 85 a 25 kHz. La intensidad de estos sonidos es muy débil
y su alcance apenas supera los 5 m. Las señales son prácticamente indistinguibles de las de P. auritus.

HÁBITAT Y RANGO ALTITUDINAL
Los hábitats de alimentación son muy variados, desde bosques y áreas semiforestales a zonas de cultivos
y paisajes abiertos sin cobertura arbórea. Puede utilizar medios distintos en la misma o en noches
sucesivas. Sus preferencias por los ambientes forestales son claramente menores que en el orejudo dorado
y están más ligadas al hábitat humano. Puede cazar los insectos atraídos por la luz de las farolas.
En Castilla y León su abundancia está positivamente correlacionada con la proximidad a los grandes ríos,
y en las vegas del Duero la especie resulta relativamente abundante. Puede utilizar una amplia gama de
refugios aunque parece una especie claramente antropófila, al menos en la época de actividad. En la

mayor parte de la Península, muestra preferencia por las construcciones humanas (edificios cerrados o
abandonados, iglesias, puentes, túneles, etc.) donde se comporta como fisurícola. En Andalucía también
es frecuente en cuevas. Hiberna sobre todo en cavidades subterráneas relativamente cálidas aunque
también se ha citado en edificios y en árboles. En cuanto a altitud, es una especie relativamente termófila
que, en términos generales, prefiere cotas de menor altitud que P. auritus, aunque puede estar presente
en un amplio rango altitudinal. En Europa Central se le considera asociado a las zonas agrícolas
poco elevadas. En España tiende a ocupar zonas más bajas en la región Eurosiberiana y más altas en
la Mediterránea. Se encuentra desde el nivel del mar, en la Cornisa Cantábrica y Cataluña, hasta los
1.600 m en el Sistema Central, 2.100 m en Sierra Nevada y 2.150 m en el Pirineo Oscense. En
Andalucía y Levante es raro en la franja litoral, siendo más frecuente hacia el interior montañoso.

REPRODUCCIÓN

Las cópulas tienen lugar, sobre todo, durante el mes de septiembre. A partir de junio las hembras se
agrupan, segregadas de los machos. La mayoría de los nacimientos tienen lugar en la segunda quincena
de junio, pero puede haber variaciones. Paren una sola cría, excepcionalmente dos. Los jóvenes
vuelan hacia mediados de agosto. Tienen una esperanza de vida de entre cinco y nueve años, con un
máximo conocido de 14 años.

ORGANIZACIÓN SOCIAL Y COMPORTAMIENTO
Poco gregario. Muestran un comportamiento solitario excepto en los momentos relacionados con la reproducción,
especialmente los machos adultos. Este carácter es aún más acusado durante la hibernación.
Es una especie esencialmente sedentaria. Los mayores movimientos registrados apenas superan
unas pocas decenas de kilómetros siendo el más largo de 62 kilómetros. Son frecuentes los desplazamientos
en sentido altitudinal entre los refugios de verano y los de invierno.

PATOLOGÍAS Y PARÁSITOS
Puede ser parasitado por Ixodes vespertionis y Spinturnix plecotinus.

AMENAZAS
La principal amenaza a la que parece enfrentarse es la constante pérdida de refugios de reproducción
debido a la remodelación o derribo de edificios, a la restauración de bajocubiertas, a la reutilización
de minas abandonadas para usos diversos o por cierre de las mismas o al desalojo intencionado
por parte de propietarios o usuarios de los edificios donde muchas de estas colonias se
ubican. El desalojo implica frecuentemente la muerte directa de individuos reproductores
Adicionalmente, los incendios forestales que proliferan en los últimos años o las talas poco cuidadosas
provocan anualmente la pérdida de una considerable superficie de hábitat óptimo en gran
parte del territorio peninsular, consistente en la alternancia de bosquetes mediterráneos y setos con
áreas agrícolas, que conforman un paisaje en mosaico. A ello hay que añadir la pérdida directa de
refugios como consecuencia de la destrucción de viejos árboles huecos ocupados por estos murciélagos.

El tratamiento de maderas de desvanes con productos contra insectos xilófagos ha provocado mortalidades
en algunas colonias, al menos en el País Vasco y en Castilla y León (Aihartza, 2001;
Fernández-Gutiérrez, 2002). Los biocidas agroforestales también pueden suponer una amenaza
considerable en algunas zonas tanto por provocar su intoxicación como por hacer disminuir sus
fuentes de alimento.

MEDIDAS DE CONSERVACIÓN
El orejudo gris se encuentra legalmente protegido en todas las comunidades autónomas, bien sea
explícitamente o de un modo indirecto. Sin embargo, para que esa protección resulte eficaz, es necesario
adoptar una serie de medidas encaminadas a garantizar el mantenimiento –y en su caso
la recuperación- tanto de individuos como de refugios.
Aunque es frecuente encontrar individuos dispersos en toda su área de distribución, el número de
refugios y colonias de reproducción es relativamente escaso, lo que hace que su preservación sea
esencial para la conservación de la especie. Para ello resulta imprescindible evitar tanto la pérdida
de refugios como las molestias a las colonias. Es conveniente además que las administraciones tengan
inventariadas las colonias más importantes para ejercer sobre ellas una vigilancia discreta pero
eficaz, sin demasiadas interferencias pero garantizando su integridad ante cualquier alteración externa.
Con frecuencia, las mejores colonias de cría se ubican en grandes edificios de carácter histórico o
religioso como iglesias, monasterios, castillos, palacios, ermitas, conventos, etc., lo que podría facilitar
la instauración de disposiciones institucionales encaminadas a garantizar la conservación de
los refugios y colonias mediante políticas de subvenciones, convenios, incentivos o medidas compensatorias
en el caso de molestias o gastos de limpieza y mantenimiento. Acuerdos similares también
podrían hacerse extensivos a edificios privados que posean colonias de interés.
Cualquier operación de restauración o remodelación y los tratamientos con biocidas u operaciones
de desalojo deberían tener en cuenta la fenología de las colonias para minimizar los daños.
En numerosas ocasiones, el desalojo de las colonias no es provocado por las molestias o daños reales
que los murciélagos pudieran ocasionar, sino por un simple e irracional rechazo o animadversión
hacia estos animales. Se hacen necesarias, por consiguiente, campañas de educación y sensibilización
que ayuden a contrarrestar la injusta mala imagen que arrastran los quirópteros en
general divulgando los efectos benefactores de su presencia tanto en los ecosistemas naturales
como en el entorno humano.

Fuente; JESÚS FERNÁNDEZ-GUTIÉRREZ / Atlas y Libro Rojo de los Mamíferos Terrestres de España

Quirópteros en Euskal herria 1

Quirópteros en euskal herria 2

Quirópteros Euskal Herria 4

189total visits,1visits today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *